lunes, 22 de agosto de 2011

SAQUEADORES INGLESES: JOVENES, POBRES Y DESEMPLEADOS.


Fuente, The Guardian.
David Cameron dijo esta semana que las revueltas no “estaban relacionadas con la pobreza”, pero la base de datos que dispone The Guardian sobre los casos demuestra que hay, al menos, correlación entre los acusados por los saqueos de la semana pasada y las precarias situaciones económicas de estos.
Basados en un acceso sin precedentes a la información proveniente de los juzgados de Inglaterra, el diario ofrece una nueva perspectiva al asunto, sacando a la luz datos sobre aquellos acusados de participar en las revueltas: desde la edad y el género de los mismos hasta la duración de las penas por las que han sido sentenciados.
Los datos reflejan diferencias geográficas durante los disturbios de la semana pasada. En Londres, la evidencia sugiere que los saqueadores a menudo asaltaron tiendas y negocios cerca de las áreas donde vivían. En ciudades como Manchester o Birmingham, por el contrario, los datos parecen indicar que los sospechosos viajaron desde sus casas de las afueras de las ciudades o pueblos cercanos, en algunas ocasiones, para saquear en los negocios del centro de las ciudades.
Una de las características más sorprendentes es la alta proporción de aquellos que han aparecido en los juzgados hasta ahora, ya que la mayoría provienen de barrios marginales.
El profesor universitario de urbanismo de la Universidad de Liverpool, Alex Singleton, analizó los resultados del estudio añadiendo las direcciones de los acusados con los indicadores de pobreza (England's Indices of Multiple Deprivation), que clasifica el país en pequeñas áreas geográficas según los ingresos obtenidos.
Encontró que la mayoría de los acusados proceden de vecindades humildes. De hecho, el 41% de los sospechosos viven en las zonas más pobres del país. Los datos también muestran que el 66% de las barriadas donde los acusados viven se empobrecieron entre 2007 y 2010.
Singleton dijo: “Los saqueos son deplorables. Sin embargo, si eventos como este van a ser mitigados en el fututo, las condiciones de vida de la gente de estas áreas deben formar parte de la discusión. Una “sociedad quebrada” aparece en cualquier sitio, y está apareciendo geográficamente.
Los hallazgos son respaldados por el estudio publicado esta semana por el Instituto Público de Investigación Política (IPPR). El grupo de expertos señaló la relación existente entre los indicadores de pobreza y privación y los distritos donde la violencia tuvo lugar.
Los investigadores encontraron que en casi todas las áreas más afectadas, el desempleo juvenil y la pobreza infantil son significativamente más altas que la media nacional, mientras que las tasas de éxito escolar son más bajas.
“La tasa de pobreza infantil en los lugares donde la ola de saqueos estalló es realmente alta”, concluye el estudio. “Aunque la pobreza no excusa la criminalidad, sí que ejerce cierta presión en las familias que no tienen suficientes recursos para llegar a fin de mes, ni tiempo para compartir juntos. El debate político está en pleno auge, pero hay una necesidad urgente de entender qué está pasando en estas comunidades”.
El análisis de The Guardian está basado en un acceso a los juzgados sin precedentes concedido por el Ministerio de Justicia. Después de una petición expresa del diario, el Ministro ordenó a todos los juzgados del país entregar las listas de casos relacionados con las revueltas. Este tipo de información siempre ha sido almacenada y nunca mostrada a tal escala.
Las listas detallan a todos los niveles el trabajo interno y muestran el nombre, edad, cargo, declaración y sentencia de todos los acusados – en la medida en la que el caso ha sido cerrado o enviado al Tribunal Superior de Justicia para una nueva audiencia.
Las estadísticas del Ministerio de justicia señalan que 1.297 sospechosos han tuvieron una audiencia inicial antes del mediodía del 17 de agosto. El 65% de estas audiencias fue en Londres. La policía metropolitana informó que aproximadamente la mitad de los acusados hasta el momento en Londres eran menores de edad. El Ministerio de Justicia declara que fue del 17%, solo en los casos en los que la edad del acusado fue conocida.
La base de datos de The Guardian añade más detalles a estas estadísticas y confirma que los acusados son extremadamente jóvenes, varones y, en la mayoría de casos, desempleados.
Según los datos recogidos hasta la fecha, el 66% de aquellos que han aparecido en los juzgados son menores de 25 años, y el 17% están entre los 11 y los 17 años de edad. Solo un pequeño porcentaje de detenidos son mayores de 30 años. Más del 90% son varones.
Alrededor de dos tercios de los detenidos fueron enviados a prisión y el 39% se encuentran pendiente de sentencia o han sido llamados para otra audiencia. Hay solo un puñado de casos en los que se les ha puesto en libertad bajo fianza.
De aquellos que fueron enviados a prisión, la duración media de la sentencia es 4 meses y ha habido solo unas pocas multas, principalmente a un grupo de jóvenes de 18 años de Liverpool que fueron arrestados por llevar cubierta la cara.
La mayoría de acusaciones ha sido por pertenencia de bienes robados, robo o violencia. No hay cargos por las revueltas, que es una acusación diferente. El diario sigue investigando y recogiendo más datos para afinar el análisis.
http://www.guardian.co.uk/uk/2011/aug/18/england-rioters-young-poor-unemployed

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada